Estas aquí
Inicio > La vida > La suerte del emprendedor

La suerte del emprendedor

la suerte del emprendedor cruzar dedos

En un escaso mes de asistir a varios eventos de emprendimiento en Madrid como el Salón Mi Empresa y el XSpain Satellites, he escuchado a personas de grandes aprendizajes y distintos caminos hablar de la suerte.

He pensado en mi caso y hablare de dos situaciones para desarrollar el tema:

  • En la Universidad fui comprar algo en la máquina dispensadora, la cual se volvió loca y en lugar de darme un producto me dio tres.
  • Hace unos años me hice voluntaria en un evento de innovación en Tijuana, México, estaba dentro del equipo de prensa, pero pude meterme sin que tuviera asignada la sala de conferencias a escuchar hablar a Al Gore. Después de tomar fotos y aportar a la cuenta de Twitter del evento, me asignaron la sala de conferencias para fotografiar y aportar el media al equipo de promoción dentro de prensa.

¿Qué parte es la que juega la suerte en los ejemplos? ¿Qué recompensas son mejores?

La suerte es por concepto, el encadenamiento de los sucesos, considerado como fortuito o casual y al mismo tiempo es la circunstancia de ser por mera casualidad favorable o adverso a alguien o algo lo que ocurre o sucede.

Con mayor claridad se ve la relación con los ejemplos:

  • En el de la máquina dispensadora los factores fueron: deseo, intención, acción y fortuna.
  • En el de las conferencias además de los factores influyo el “ponerme” dentro de la circunstancia, es decir, si no hubiese hecho el voluntariado nunca se hubiesen provocado las casualidades favorables.

Por la parte de recompensas creo que tiene mayor trascendencia la de las conferencias, porque no sólo fue la alegría de obtener algo por un momento, sino que después y por aportar más de lo que debía mi rol dio un giro que me posicionó exactamente donde yo quería.

La suerte desde mi perspectiva es algo que por defecto gozan algunas personas, pregunten a mi padre por sus victorias en casinos, pero la “buena suerte” es algo que las personas nos buscamos.

La “buena suerte” es saber utilizar todos los factores de una situación para que den un resultado que esperas profundamente, aún y cuando explícitamente hay riesgos de que no sucedan.

Cuando hice el voluntariado, realmente lo hice por la experiencia, pero sabía en el fondo que haría hasta lo imposible por ver las conferencias. Si sólo me hubiera quedado con mis responsabilidades, no hubiese preguntado por permisos especiales y no hubiese colaborado de más, esa “buena suerte” de asistir a más conferencias tal vez no hubiese llegado nunca, cabe mencionar que éramos un equipo bastante grande.

Es importante entender conceptos básicos como la suerte, por que en el tema del emprendimiento hay ramas de apoyo como el de los mentores que en la actualidad saber de quién aprender es borrar toda la nube de storytelling que solo ocasiona una inflación de buenas expectativas.

“Es importante tratar de identificar quién tuvo éxito más bien por suerte y quién tuvo éxito por hacer las cosas bien. Si no uno puede estar tratando de aprender cómo hacerse rico del que ganó la lotería o heredó una fortuna. Muchas veces los que tienen éxito creen que saben por qué y que lo pueden enseñar, que se debe a ellos. Y para peor, los que los escuchan también piensan lo mismo.” – Emiliano Chamorro, empresario y organizador de TEDxRioDeLaPlata 

Ahora si que mucho ojo, cuando se acerquen por ayuda, no por tener menos experiencia y ser nuevos en el camino se crean con menor capacidad de raciocinio e intuición. Con esto sobre la mesa, mucha “buena suerte” en sus proyectos.

Si quieres compartir algo interesante:
Top